Tortas rezobá

Tortas de rezobá

Hasta donde yo recuerdo, llegando la Semana Santa, los hornos de mi pueblo se impregnaban con el característico olor de las tortas de rezobá. Este dulce, junto con las torrijas, solemos comerlo tradicionalmente en estas fechas.

La verdad es que no se si se hará en mas sitios pero en Bollullos par del Condado es una tradición artesanal que ya se ha extendido a hermandades de Semana Santa y Cruces de mayo que las elaboran casi todo el año. Esto nos permite degustar este tradicional dulce en épocas menos habituales.

La receta es muy elaborada, debido al tiempo de amasado que suele ser bastante alto y exigente en lo físico. El resultado es una torta de exquisito sabor.

Podemos acompañarla con un buen café o un buen vino dulce, como un Pedro Ximénez, que también los tenemos exquisitos por esta zona.

Mezclar los ingredientes no es complicado pero para un kilo de harina necesitaréis, cuando menos, una media hora de amasado si queréis conseguir unas buenas tortas de rezobá. De ahí viene su nombre, de amasar o resobar la masa hasta conseguir el punto adecuado.

Receta

Receta de Rocio Batanero Acosta
Comensales

4

platos
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocción

30

minutos
Tiempo Total

1

hora 

Ingredientes

  • 1 kg de harina

  • 1/2 litro aceite de oliva

  • 200 gr de almendras crudas

  • 100 gr de ajonjolí

  • 10 gr de canela molida

  • 10 gr de anises o matalahuva

  • 1 vaso de agua templada

  • Ralladura de dos limones

  • Azúcar molida 1/2 kilo más o menos

  • 1 puñadito de sal

Instrucciones

  • Se tuesta la matalahuva y el ajonjoli ( 85 o 90 gr, lo demás reservarlo para adornar) por separado, y se muelen. Se frien y muelen las almendras.
  • Se mezcla 1/2 kg de harina con el vaso de agua, la sal y la levadura y se soba con las manos dando calor.
  • Cuando todo esté bien ligado se añade la ralladura de los limones, las almendras, el ajonjoli, la canela y la matalahuva y se vuelve a mezclar todo muy bien.
  • A continuación se va echando poco a poco el aceite y la harina que queda. Cuando todo esté bien integrado y no se quede la masa pegada a las manos se extiende con un rodillo dándole el grosor deseado y se corta con un molde para darle la forma redonda.
  • Se colocan en la bandeja del horno , se cubre con azúcar molida, se adornan con canela y ajonjoli. Se meten al horno a 180°, se cuecen durante media hora más o menos dependiendo del grosor. Se dejan enfriar y listas para comer.
4.3/5 - (7 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − cinco =