Boquerones en vinagre

Vamos a preparar un plato con uno de mis pescados favoritos: el boquerón. Los boquerones me encantan de cualquier manera, frito, a la plancha ó, como haremos en esta ocasión, cocidos en vinagre.

El boquerón es un pescado azul de unos 15-20 cm de largo (tamaño adulto), con un alto valor comercial. En el Cantábrico se le conoce como anchoa, al igual que cuando son procesadas mediante un proceso de salazón y posterior envasado con aceite vegetal, dando así lugar a una semiconserva. (Fuente: Wikipedia).

Aspecto del boquerón
Aspecto del boquerón

Hay gente que piensa que los boquerones en vinagre se comen en crudo pero realmente no es así. Lo que ocurre es que se cuecen en el vinagre que les añadimos y tras 24 horas de estar metidos en este líquido adquieren su color blanco característico.

Se recomienda congelar el boquerón durante 48 horas antes de su elaboración pues puede ser propenso a contener un parásito muy común en el pescado llamado Anisakis. El proceso de congelado elimina este pequeño gusano si es que lo tuviera. Eso si, debemos congelar el pescado antes de limpiarlos para que no pierdan sabor.

Dicho todo esto espero que os guste esta rica receta, llena de vitaminas, de sabor contundente y muy sencilla de preparar. Ya me contaréis.

Receta

Receta de Rocio Batanero Acosta
Comensales

4

platos
Tiempo de preparación

15

minutos
Tiempo de cocciónminutes
Tiempo Total

15

minutos

Ingredientes

  • 1 kg de boquerones

  • Vinagre

  • Ajos

  • Perejil

  • Sal

  • Aceite de oliva 0,4

Instrucciones

  • Se abren con mucho cuidado los boquerones quitándoles la cabeza junto con la espina.
  • Una vez abiertos y limpios, lo enjuagamos muy bien bajo el grifo.
  • Cogemos una fuente y ponemos una tanda de boquerones y lo untamos de vinagre y sal, otra capa de boquerones, vinagre y sal y así sucesivamente.
  • Dejamos actuar el vinagre en los boquerones unas 24 horas (incluso algo más si queremos)
  • Una vez transcurrido el tiempo, podemos comprobar como los boquerones están completamente blancos (señal de que se han cocidos en el vinagre).
  • Enjuagamos ligeramente los boquerones pero sin limpiarlos, simplemente un breve enjuague (podemos probarlos y así insistir en la cantidad de agua adecuada según el gusto de cada uno)
  • Por último, cogemos el recipiente donde vayamos a servir y le ponemos una capa de boquerones y encima de éstos una capa de ajitos picaditos, perejil y aceite de oliva suave, otra capa de boquerones, ajitos, perejil y aceite y así hasta que acabemos con ellos.

Notas

    5/5 - (2 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    4 × 5 =