Corvina a la plancha

Corvina fresca

Esta semana mi amigo Pedro, pescadero de mi pueblo, me trajo unas exquisitas rodajas de corvina fresca. Se ve que es fecha de capturas pues el día que estuve en el mercado del Carmen casi todos los puestos de pescado tenían esta especie.

La corvina (Argyrosumus regius) es el nombre más común por el que conocemos genéricamente a este pescado y sus variedades en España y Latinoamérica. Se puede encontrar también bajo otros muchos apelativos, como corvinata, pardilleja, majoleta, reche, reig, andreja o perca regia. (Fuente: Wikipedia)

Hablamos de un pescado blanco de agua salada, a la que pertenecen diversas especies muy similares entre sí y que suelen ser muy populares en la pesca deportiva.

Su tamaño adulto oscila desde los 30 cm hasta incluso superar los 2 metros de longitud, pudiendo llegar a pesar más de 50 kilos.

Rodaja de corvina
Rodaja de corvina

Personalmente es uno de los pescados más sabrosos que conozco, con una carne blanca y jugosa y una textura agradable. Suelo hacerla al horno con muchas patatas y cebolla o, si el tamacho es considerable y la compro en rodajas, también las suelo poner a la plancha con un poquito de aceite. En ambos casos está riquísima. Se trata de un pescado de precio medio-alto pero que merece la pena comer alguna que otra vez por su sabor y sus muchas propiedades alimenticias como pescado blanco.

5/5 - (4 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × uno =