Ostras y Cacela Velha

¿Qué os puedo decir de este manjar? Es meterlas en la boca y tragarte una ola de mar. Se trata de moluscos bibalvos muy apreciados en gastronomía y que se pueden comer tanto hervidas como en crudo. A mi personalmente como más me gusten son crudas con unas pequeñas gotas de limón recién exprimido.

Son de esos alimentos que te gustan o te dan un poco de asco, sobre todo si las comes en crudo. Consideradas durante mucho tiempo como una comida elitista hoy en día se pueden adquirir a precios bastante adecuados. Aquí al lado, en Portugal, podemos encontrar una variedad de concha menos fina conocidas como Ostiones y que tienen un sabor exquisito.

Llagados a este punto os voy a hablar de un sitio que me encanta. para degustar este exquisitro molusco. Se encuentra a una hora de mi pueblo, Bollullos, en dirección a Portugal. Una vez cruzado el puente que hace de frontera nos salimos en la autopista en Altura y seguimos con la nacional N-125 hasta una pequeña fortaleza llamada Cacela Velha.

Aparcamos a la entrada en una gran explanada y avanzamos por callecitas empredradas, con una arquitectura muy portuguesa y unos colores azules en las fachadas propios de los pueblos costeros del vecino país. En un pequeño paseo circular pasamos por el cementerio y avanzamos hasta la plaza de la iglesia, observando unas vistas espectaculares de la ría Formosa. Allí encontraremos un pequeño bar llamado “Casa da Igreja” con unos bancos y mesas de madera en la puerta. ¿Que podemos comer aquí? Principalmente ostiones, queso y chorizos asados, todo ello regado con una botella de “Vinho Verde”.

Las impresionantes vistas de la Ría Formosa

Ahora, finalmente, me preguntaréis, ¿y es muy caro? Al contario, muy barato, asequible para todos los bolsillos, se come estupendamente y con unas vistas de ensueño… ¿Que más se puede pedir?

4.7/5 - (11 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *