Arroz de tanas, presa y espárragos.

Amanita caesarea, más conocida como Tana

La tana, conocida por los expertos como Amanita caesarea, es una seta que se desarrolla entre el verano y el otoño. Se localiza sobre todo en las regiones cálidas de las zonas más meridionales de Europa. Nace bajo alcornoques, encinas, robles, castaños y, ocasionalmente, coníferas por lo que es un producto muy presente en toda la Sierra de Huelva. Su carne tiene un sabor y olor muy agradables, que lo convierten en un comestible muy apreciado, pudiendo consumirse incluso cruda. (Fuente: Wikipedia).

​Para reconocerla en el campo debemos fijarnos en su sombrero de entre 8 y 20 cm de diámetro, de color anaranjado, naranja vivo o naranja muy fuerte. Para mi es, junto con el gurumelo, mi hongo preferido y me gusta utilizarlo en innumerables guisos ó simplemente a la plancha con un poco de aceite y sal. En esta ocasión voy a combinarlo con otro producto de nuestra Sierra, la presa de cerdo ibérico que hoy en día podéis encontrar en cualquier carnicería, a diferencia de la tana que tendréis que ir a por ella ó conocer a alguien que os la regale, como es mi caso gracias a Santi😉

Receta

Receta de Rocio Batanero Acosta
Comensales

4

platos
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocción

3

horas 

40

minutos
Tiempo Total

30

minutos

Ingredientes

  • 500 gr. de arroz

  • Tanas

  • Espárragos

  • Presa

  • 1 cebolla

  • 4 dientes de ajo

  • 1/2 pimiento verde

  • 1 cucharada sopera de tomate natural

  • 2 zanahorias medianas

  • 1 vaso de vino

  • 1/2 pastilla de avecrem (optativo)

  • 1 pizca de pimienta

  • Sal al gusto

Instrucciones

  • Pelar y picar la cebolla, ajo, pimiento, 1 zanahoria y sofreír en aceite de oliva virgen.
  • Una vez sofrita las verduras, pasarla por la túrmix.
  • Agregar los espárragos (sólo la parte tierna) además de la otra zanahoria que nos quedó y sofreír un poco.
  • A continuación troceamos las tanas y sofreímos todo, le echamos el vaso de vino y dejamos evaporar.
  • Lo cubrimos de agua y dejamos que se enternezca un poco
  • Por último, echamos el arroz, la pimienta y la sal

Notas

  • Si queremos que tenga el típico colorcito amarillo podemos echarle azafrán.
4.8/5 - (9 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *