Berenjenas fritas sin aceite

Os dejo un truquito para que vuestras berenjenas fritas no chupen mucho aceite.

Una vez cortadas en rodajas más o menos todas del mismo grosor (ni muy gordas ni muy finas) la metemos en un bol y le añadimos cerveza o agua con gas y la dejamos ahí durante media hora (ayudarán a que no absorban mucho aceite a la hora de freírlas)

Transcurrido ese tiempo la secamos bien, le incorporamos la sal correspondiente, la rebozamos en harina y a freír.

Una vez fritas las sacamos y dejamos escurrir en papel absorbente.

4.7/5 - (6 votos)

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =