Patatas aliñadas

Patatas aliñadas y sabrosas.

Una de las tapas que mas me gusta pedir en estos meses de calor son las famosas patatas aliñadas de las que ya tuvimos una receta en el blog. Parece una receta sencilla y lo es pero hay unos pequeños trucois que si sabemos usarlos nos saldrán mucho mas sabrosas. Veamos que hacer ebn este sentido:

  1. Nunca las guardes en una fuente metálica ó las tapes con papel aluminio. Lo mejor es usar una fuente de cristal y papel film transparente.
  2. Usa patatas nuevas e intenta que no sean muiy grandes ya que tardarán mas en cocer y por dentro no estarán tan hechas.
  3. Intenta comerlas el mismo día que las prepares ya que de un día para otro se ponen un poco “lambiosas” y pierden textura y sabor.
  4. Cuabdo las apartes en el plato riégalas con un buen chorro de aceite de oliva.
  5. En la zona de Cádiz suelen añadir un buen chorro de manzanilla o vino fino cuando la patata aún está caliente lo que le confiere un gusto muy particular.
  6. Lo último y casi más importante: no esperes a que las patatas se enfríen para añadir el aceite, el vinagre y la sal. Hazlo en caliente y espera a que se enfríen. Cuando las patatas aún están calientes estás mas porosas y permeables a los líquidos por lo que, al añadir vinagre y aceite, absorberá mejor todo el sabor del aliño. Luego las dejas enfriar un poco y listas para el paladar.

Espero que os sirvan estos sencillos trucos. Os aseguro que os saldrán las patatas aliñadas mejor que nunca.

5/5 - (7 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × 4 =